Mostrando resultados del 1 al 7 de 7

Tema: ¿Podemos desafiar a la sociedad al casarnos con una persona de otra raza?

  1. #1
    Miembro Miembro
    Fecha de Ingreso
    October-2016
    Mensajes
    129

    ¿Podemos desafiar a la sociedad al casarnos con una persona de otra raza?

    Es lógico suponer que es bueno que dos personas que deciden casarse con base en el amor y la afinidad de sus valores y de su carácter.
    Es lógico suponer que no debería detenerlos las ideas erróneas de la sociedad que las rodea.

    Por ejemplo, no les debe importar que la sociedad ridiculice, humille o discrimine a sus hijos porque, como resultado de la educación cristiana, lleven una vida de santidad en la que guarden el sábado, se abstengan de mentir, fumar, alcoholizarse o vivir de manera desenfrenada.

    ¿Por qué, entonces, debería importarles que la sociedad discrimine a sus hijos por su raza, si la discriminación racial es obviamente contraria al carácter divino?


    Pues bien, esto es lo que precisamente Ellen G White pidió a los adventistas de su tiempo: que los blancos se abstuvieran de casarse con negros para evitarles a sus hijos una "vida de humillación" y "sentimientos de amargura hacia sus padres". Leamos (las negritas son mías):


    "But there is an objection to the marriage of the white race with the black. All should consider that they have no right to entail upon their offspring that which will place them at a disadvantage; they have no right to give them as a birthright a condition which would subject them to a life of humiliation. The children of these mixed marriages have a feeling of bitterness toward the parents who have.given them this lifelong inheritance. For this reason, if there were no other, there should be no intermarriage between the white and the colored race" ([Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ])

    y más adelante afirma...

    "In reply to inquiries regarding the advisability of intermarriage between Christian young people of the white and black races, I will say that in my earlier experience this question was brought before me, and the light given me of the Lord was that this step should not be taken; for it is sure to create controversy and confusion." ([Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ])

    Nótese que afirma decir esto bajo inspiración de Dios ("y la luz que me ha sido dada por el Señor fue que..."). No dice que es una opinión personal, como cuando Pablo aconseja mantenerse soltero si se puede.

    No entiendo por qué tanto temor de Ellen G White por causar "controversia y confusión". Amar a Dios es causa de controversia y confusión cuando uno vive entre quienes no le aman. Siempre lo ha sido.
    ¿Por qué se nos pide, por un lado, soportar persecuciones de la sociedad por cosas como la observancia del sábado (hasta el punto de arriesgar la vida), y por el otro, ceder a los prejuicios de la sociedad renunciando a la persona a quien amamos?

    ¿Y por qué los niños de un matrimonio interracial tendrían que desarrollar sentimientos de amargura o resentimiento hacia sus padres? ¿No acaso serían educados de tal forma que crecerían considerando la discriminación algo diabólico, y sintiéndose orgullosos de su herencia?

    No entiendo. ¿Qué piensan?




    Última edición por Camachoe fecha: 10-Jan-2017 a las 11:24 AM

  2. #2
    Miembro Miembro Avatar de x-micro
    Fecha de Ingreso
    May-2008
    Mensajes
    436
    Blog Entries
    1
    Hola Camachoe, no entiendo por qué publicas la referencia en inglés en este foro en la sección en español, pues hay una sección en inglés si así prefieres.
    La cita que mencionas creo que es [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] en [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ].
    ¿ Has leído los apéndices [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ], [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] y [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] ?


    ¿Y por qué los niños de un matrimonio interracial tendrían que desarrollar sentimientos de amargura o resentimiento hacia sus padres?
    En mi humilde opinión digo :
    Cuando dos personas se casan, también se casan las 2 familias de las que cada uno proviene. Aún hoy hay personas tanto creyentes como incrédulos que son racistas, burlones, y que menosprecian a otros por causa de su raza. Eso no debería ser así, pero las cosas no siempre son como quisiéramos.
    ¿Cómo serían las vacaciones de esta familia si cada año deciden visitar por turno a la familia de ella y de él? Si ella es negra, y sus dos hijos también, serían los únicos de color entre los familiares paternos, y estarían expuestos a las miradas, burlas, risas y maltrato de una tía, prima, o incluso los mismos abuelos que tengan esa actitud racista.
    Parecido podría ocurrir a la inversa.

    El matoneo en la escuela nunca está justificado, pero aún así existe y los niños pueden ser presa fácil del matoneo.

    Como dice el apéndice 2 Es un consejo que te dan, que fue útil en ese momento que se dió y puede ser que aún hoy en día sea bueno que lo pongan a consideración quienes están considerando unir sus vidas en matrimonio mientras vivan.

    [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ]

  3. #3
    Miembro Miembro
    Fecha de Ingreso
    October-2016
    Mensajes
    129
    Muchas gracias, x.micro, por colocar los enlaces en español.
    Pido perdón por haberlos puesto en inglés.
    Leí el apéndice que habla sobre las consideraciones al elegir pareja.

    Sigo sin entender la preocupación por evitar lo que señalas como "miradas, burlas, risas y maltrato", cuando reconoces que tales miradas, burlas, risas y maltrato serían completamente injustificadas. Un niño educado en la vida cristiana tomaría esas burlas de la misma manera en que tomaría las burlas de quienes no comprendieran por qué guarda el sábado en vez del domingo.

    Ellen G White aconseja a sus lectores vestir de cierta manera, seguir cierto régimen alimentario, rechazar alcohol, observar el séptimo día, y hacer o dejar de hacer muchas cosas más, aunque esto los distinga de la comunidad en la que viven, sin importar que esto levante "miradas, burlas, risas y maltrato".

    A EGW nunca parece haberle preocupado el ser visto como una rara minoría por quienes no conocen el carácter de Dios. ¿Por qué entonces en el caso del matrimonio interracial sí le preocupa?

    Mi tesis es que EGW tenía sus propios prejuicios raciales (como la gente de su tiempo) y los proyectó en los futuros hijos de esos matrimonios interraciales entre hermanos en la fe. Lo hizo con un estilo como queriendo decir "La prejuiciosa no soy yo, que quede claro: lo estoy diciendo por los niños"

    No condeno que EGW haya tenido prejuicios: todos los tenemos. Todos discriminamos, a veces de manera sutil.
    Sólo lo pongo como evidencia de que los profetas intepretan a Dios a través de sus propios filtros mentales, influidos por sus propios temores, prejuicios, esperanzas, sueños, y la cultura de su tiempo. Asi como los científicos se equivocan en su metodología o interpretación de los datos, así los profetas se equivocan al interpretar a Dios.

    Por lo tanto, en el caso de EGW como de Isaías o Pablo o Newton o Einstein o mi madre, debemos de examinarlo todo y retener sólo lo correcto.
    Última edición por Camachoe fecha: 11-Jan-2017 a las 10:40 AM

  4. #4
    Miembro Miembro Avatar de x-micro
    Fecha de Ingreso
    May-2008
    Mensajes
    436
    Blog Entries
    1
    El racismo es una triste realidad Camachoe. Obama lo dijo hace [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ]
    “Después de mi elección, se habló mucho de un Estados Unidos postracial. Esa visión, aunque bienintencionada, nunca fue realista. Porque la raza sigue siendo una fuerza potente y a menudo divisoria en nuestra sociedad”

    Respeto tu tesis sobre EGW al respecto, con todo aunque así fuera (que en lo personal no lo creo así), sigue siendo una buena sugerencia a considerar hoy día.

    En mi humilde opinión veo que por ejemplo en USA hoy día hay racismo y si dos personas de distinta raza se quieren casar, les recomendaría que lo consideren bien, pues van a tener los problemas que el racismo impone. Independientemente de que se amen, o sean creyentes o incrédulos, porque tristemente, el mundo en que vivimos es racista e intolerante. La violencia que ha ocasionado esto está bien documentada en la historia de USA por ejemplo. el Dr. [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] fue victima de ello, por sus ideas de un mundo sin discriminación racial.

    Con todo, el único que conoce los motivos de nuestros corazones es Dios. Y un buen consejo se puede aceptar o rechazar. Es cuestión de cada uno.

  5. #5
    Miembro Miembro
    Fecha de Ingreso
    October-2016
    Mensajes
    129
    Gracias por mencionar a Obama y sus palabras durante su discurso de despedida.
    Obama mismo fue hijo de un matrimonio interracial, una madre blanca de Kansas y un padre negro de Kenya.
    Qué bueno que los papás de Obama no siguieron los consejos de la Hermana White: nos habrían privado de un líder extraordinario.

    Gracias también por mencionar a Martin Luther King.
    Él no pidió conformidad, silencio y recato por miedo al conflicto. Él dio su vida por sostener la verdad.

    Ojalá que la autora de "El Conflicto de los Siglos" no hubiera rehuido el conflicto en este caso.
    Última edición por Camachoe fecha: 12-Jan-2017 a las 07:26 AM

  6. #6
    Super Moderadora Avatar de Amelia
    Fecha de Ingreso
    December-2006
    Ubicación
    Mexico
    Mensajes
    276
    Al forista Camachoe, un saludo y mi opinión:

    Su tesis de que la hermana White tenía “prejuicios raciales” está basada en uno o dos textos que ella expresó acerca de su consejo sobre los casamientos entre razas distintas, en este caso negros con blancos, leamos:

    “En respuesta a preguntas formuladas acerca de la conveniencia de los casamientos mixtos entre los jóvenes cristianos pertenecientes a las razas blanca y negra, quiero decir que este asunto me fue presentado en mi experiencia pasada, y según la instrucción que el Señor me dio, no debería darse este paso, porque con toda seguridad producirá controversias y confusión. Siempre he dado este mismo consejo. Entre nuestro pueblo no debería estimularse esta clase de casamientos. Que el hermano de color se case con una hermana de color que sea digna, que ame a Dios y guarde sus mandamientos. Que la hermana blanca que piensa unirse en matrimonio con el hermano de color, rehúse dar ese paso, porque la dirección del Señor no se manifiesta en ese sentido.” {2MS 395.1}

    “El tiempo es demasiado precioso para malgastarlo en las disputas que surgirían a raíz de esto. Que las cosas de esta índole no distraigan a los ministros de su trabajo. El llevar a cabo tal cosa creará confusión y estorbo. No contribuirá al progreso de la obra ni a la gloria de Dios”.—Carta 36, 1912

    Sin embargo si usted busca entre otras citas de la autora podrá observar la opinión que ella tenía sobre las razas, como por ejemplo esta:

    “La religión de la Biblia no reconoce casta ni color. Ignora el rango, la riqueza y el honor mundano. Dios estima a los hombres en su calidad de hombres. El carácter es lo que define su valor. Y debemos reconocer el Espíritu de Cristo en cualquier persona en que se manifieste. Nadie debe sentirse avergonzado de hablar con una persona negra honrada en cualquier lugar o de darle la mano. El que vive en la atmósfera en la que Cristo vive, será enseñado por Dios y aprenderá a estimar la gente.” {9TI 179.1}

    Los comentarios a los que usted hace énfasis se refieren a los relacionados a la época y a los problemas que existían en ese entonces en cuanto a prejuicios raciales como se puede leer en otras citas de la autora. Su preocupación también se debía a que estos problemas entre razas estaban ocasionando discusiones en las iglesias y un problema grave en la obra de evangelización, tal como se describe en los siguientes párrafos:

    “Es mejor que no ignoremos la discriminación racial existente—Me siento abrumada, tremendamente abrumada, por la obra entre las personas de color. El Evangelio debe ser presentado a la oprimida raza negra. Pero se deberá tener gran precaución en los esfuerzos realizados por levantar a esta gente. Entre los blancos existe un fuerte prejuicio en muchos lugares en contra de la raza negra. Podríamos desear ignorar este prejuicio, pero no es posible. Si actuáramos como si este prejuicio no existiera no podríamos llevar la luz ante la gente blanca.” “Debemos encarar la situación tal como está y manejarla sabia e inteligentemente.”—Testimonies for the Church 9:204. {MPa 108.3}

    “Al avanzar el tiempo y aumentar los prejuicios raciales, en muchos lugares será casi imposible que obreros de raza blanca puedan trabajar por la gente de raza negra.”

    “Habrá ministros blancos y ministros negros que harán declaraciones falsas que despertarán en las mentes sentimientos de antagonismo tan intensos, que quienes los alberguen estarán dispuestos a destruir y matar.” {9TI 166.7}

    “Obremos con prudencia. No hagamos nada que origine oposición innecesaria; nada que estorbe la proclamación del mensaje evangélico. En los lugares en que la costumbre lo exija y donde con ello se obtenga mayor eficiencia, que los creyentes blancos y los creyentes negros se reúnan en lugares de culto separados. Cultivemos la humildad de Cristo.” {9TI 167.2}

    De hecho fue hasta 1967 que se anuló una ley que prohibía el casamiento entre negros y blancos en USA y que estaba activa en 17 Estados de ese país. Asi que la preocupación de E. White no era por “propios prejuicios raciales” como usted erróneamente expresa de ella sino que era un problema real de odio que se vivía en esa época entre creyentes y ella deseaba evitarles más problemas en el futuro a los contrayentes y por supuesto a los hijos de estos matrimonios que seguramente iban a sufrir o estaban sufriendo las consecuencias de estas uniones, en virtud de los conflictos ya existentes en la sociedad.

    Eso es lo que personalmente puedo apreciar a la luz de las citas que he leído al respecto de los escritos de Ellen White y también de la historia que se ha vivido en Estados Unidos por conflictos raciales durante años atrás. Considero que la misma historia confirma que es muy difícil erradicar un prejuicio.

    Y como señala Arica L. Coleman en su Artículo sobre Derechos Civiles presentada en la Revista Time: “La historia es a menudo más complicada de lo que parece”. (What You Didn’t Know About Loving v. Virginia, Time, 2016)


    Ver:

    [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ]

    White, E. (1998) La cuestión racial. Testimonios para la Iglesia Tomo 9 pag. 171



    Visita mi blog
    [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ]

  7. #7
    Miembro Miembro
    Fecha de Ingreso
    October-2016
    Mensajes
    129
    Hola Amelia

    Muchas gracias por su aportación, inteligente, mesurada y al punto.

    Concuerdo con usted que EGW quería evitarles problemas a los hermanos. Sin embargo, evitarles problemas no es el mejor camino cuando se trata de defender la verdad en punto directamente relacionado con la felicidad humana.

    ¿Por qué EGW nunca aconsejó "En los lugares donde la costumbre lo exija, guardad el domingo para evitar controversia" pero sí aconsejó que "en los lugares donde la costrumbre lo exija, que los creyentes blancos y los creyentes negros se reúnan en lugares de culto separados"?

    Porque para EGW la observancia del primer día en vez del séptimo era una abominación, una aberración ante Dios.
    En cambio, el separar en la comunidad a los hermanos blancos de los negros, o evitar que se casaran entre sí, era un mal mucho menor, o quizá ni un pecado siquiera. Era una cuestión de costumbres. ¿Cómo pudo pasar eso por la mente de la hermana? No se me ocurre otra cosa que pensar que, en el fondo, albergaba los prejuicios de la gente de su tiempo. No le indigaba la discriminación. No le hacía hervir las venas. Sí la molestaba, pero nomás poquito.

    En la actualidad, sabemos que el separar a hermanos por el único motivo de su raza o evitar que se casen sólo por motivo de su raza es tolerar y perpetuar la discriminación que Dios aborrece.

    ¿Por qué lo sabemos? Porque hubo otros hombres que actuando insprados por Dios, como Martin Luther King, que alzaron la voz en cuello y lucharon por ello arriesgando su vida. Gracias a ellos los negros pudieron pisar una universidad blanca, sentarse con los blancos en el autobús, usar baños para los blancos y eventualmente, casarse con blancos.

    ¿Qué le pasó a Pablo y a EGW?

    Pablo pudo pedir a los cristianos que liberaran de inmediato a sus esclavos, o al menos indicar con claridad que la esclavitud era abominable a los ojos de Dios y que los cristianos deberían trabajar para eliminarla (1 Timoteo 6:1,2 ; Efesios 6:5). Pero Pablo simplemente no lo hizo. ¿Miedo? No. Era un hombre valiente que arriesgaba su vida por otras doctrinas. Simplemente entre esas doctrinas no estaba la de la abolición de la esclavitud.

    EGW pudo pedirle a los adventistas que se reunieran en una misma congregación sin distinguir raza, o en un matrimonio sin distinguir raza, porque tales distinciones eran abominables a los ojos de Dios. Pudo haberlo hecho, pero simplemente no lo hizo. ¿Miedo? No. Era una mujer valiente que arriesgaba su vida por otras doctrinas. Simplemente entre esas doctrinas no estaba la del combate a la discriminación racial.

    Conclusión: Ni toda la verdad está contenida en las doctrinas que defiende un profeta, ni todas las doctrinas que defiende un profeta son verdaderas. Hace falta escrudriñar, razonar, oír al Espíritu Santo, y retener lo bueno.

Bookmarks

Normas de Publicación

  • Usted no puede abrir nuevos temas
  • Usted no puede escribir respuestas
  • Usted no puede enviar archivos
  • Usted no puede editar sus mensajes
  •  
  • BB code is habilitado
  • Las caritas están habilitado
  • Código [IMG] está habilitado
  • [VIDEO] code is habilitado
  • Código HTML está deshabilitado