Mostrando resultados del 1 al 7 de 7

Tema: La esposa de Job le dijo que maldijese o Bendijese a Dios?

  1. #1
    Miembro Miembro Avatar de nathy
    Fecha de Ingreso
    May-2006
    Mensajes
    1,304

    La esposa de Job le dijo que maldijese o Bendijese a Dios?

    Le dijo la esposa a Job que maldijese a Dios?


    Un comentario textual sobre Job 2.9 (Cuando dos versiones
    de una misma traducción parencieran contradecirse)




    La pregunta que he puesto como título a este artículo, es una pregunta que me la han planteado en varias ocasiones. ya que Reina Valera 1909 tradujo esto como:

    Job 2.9, a saber: Díjole entonces su mujer: ¿Aun retienes tú tu simplicidad? Bendice a Dios, y muérete.




    Ahora bien, al leer dicho pasaje en otras versiones de la Biblia, comienzan los contrastes . Por ejemplo, la Reina Valera de 1960, la Reina Valera Actualizada del Editorial Mundo Hispano, la Nueva Biblia Española, la Traducción del Nuevo Mundo de las Sagradas Escrituras, la Versión Popular Dios Habla Hoy, y la Nueva Versión Internacional, todas traducen “Maldice”, y no “Bendice”, como la Reina Valera de 1909.
    Job 2:9 (Reina-Valera 1960)

    9 Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete.




    El verbo que efectivamente se encuentra en el texto hebreo de Job 2.9 es “baráj”, que literalmente significa “bendecir”, “felicitar”, “alabar”. Verbo que por cierto tiene un uso teológico muy importante en la teología del Tanaj.
    Entonces, si el verbo que aparece en el hebreo es el verbo “bendecir” (baraj), ¿por qué las demás versiones mencionadas, a excepción de la Reina Valera 1909 tienen “maldecir”? ¿En cuál o cuáles versiones de la Biblia es que está el problema?
    Entonces, al notar esta diferencia, nace la pregunta: ¿Qué fue lo que realmente dijo la esposa de Job? ¿Cuál es la traducción correcta? ¿Por qué esta diferencia? ¿Qué es lo que en verdad dice el texto hebreo , Bendecir o maldecir?
    "No se puede defender lo que no se ama, y, no se puede amar lo que no se conoce".
    Quien no conozca el amor jamas sabra que es la tristeza.
    No am
    es a un hombre al que no admires. El amor sin veneracion solo es amistad.




  2. #2
    Miembro Miembro Avatar de dene jose
    Fecha de Ingreso
    July-2007
    Mensajes
    7,648
    Blog Entries
    11
    saludos mi hermana

    En Job 2:9 se afirma: "Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete". Oí decir que el texto original dice bendecir y no maldecir; ¿es cierta esa versión?

    Efectivamente, el texto hebreo utiliza el verbo "bendecir" (berak) y no el otro verbo que expresa lo contario (qillel ou arar, que equivale a maldecir). Sin embargo, en este caso, no basta una respuesta breve.

    Al examinar una palabra bíblica debemos considerar sus diversos usos dentro del contexto específico. Lo que complica el cuadro es que "maldecir" no está entre las acepciones del verbo berak ("bendecir"). Sin embargo, hay ciertos textos en los cuales el verbo bendecir parece indicar que hay que entenderlo como maldecir o blasfemar. Los estudiosos de la Biblia llaman a esto "uso eufemístico del verbo" (eufemismo, término que el diccionario define como "modo de expresar con suavidad o decoro ideas cuya franca expresión sería malsonante").
    Para el escritor bíblico, aparentemente la combinación del verbo "maldecir/bendecir" con "Dios" (maldecir a Dios) resultaba hiriente para su sensibilidad, razón por la cual le pareció necesario parafrasear el concepto utilizando un recurso que le resultara menos ofensivo. El resultado fue la sustitución del verbo "bendecir" por otro, "maldecir".
    Las expresiones eufemísticas son comunes en todos los idiomas, y el hebreo no es una excepción. El desafío consiste en saber cuándo el verbo es usado de forma eufemística. Examinemos algunos textos.


    1. Uso del eufemismo fuera del libro de Job. Es muy limitado el número de pasajes en los que aparece el fenómeno ya planteado. Uno de los mejores ejemplos está registrado en 1 Reyes 21:10-13. Jezabel instruyó a ciertos testigos falsos para que hablaran contra Nabot, afirmando que lo habían escuchado "[bendiciendo, en hebreo]" a Dios y al rey. Por esto, Nabot fue condenado a muerte. Obviamente nadie quiere que lo apedreen por haber bendecido a Dios. Éste es un caso en la cual el verbo "bendecir" es utilizando como un eufemismo.


    2. Uso del eufemismo en el libro de Job. Job tenía la costumbre de ofrecer sacrificios en favor de sus retoños, por cuanto, según él, "Quizá habrán pecado mis hijos, y habrán blasfemado ['bendecido', en hebreo] contra Dios..." (Job 1:5). Por el hecho de bendecir a Dios no se requiere ofrecer sacrificios.
    A continuación escuchamos a Satanás expresando lo siguiente acerca de Dios, "Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema [bendice, en hebreo] contra ti en tu misma presencia" (Job 1:11, ver también 2:5). Ésta no es una expresión sarcástica. "Y verás si no blasfema contra ti", constituye una expresión de certeza. La frase "en tu misma presencia" expresa abierto desdén. El uso eufemístico del verbo "blasfemar/bendecir parece ajustarse muy bien al contexto.


    3. Uso del eufemismo en el discurso de la mujer de Job. La mujer de Job afirmó: "bendice" o "maldice a Dios y muérete?" La respuesta de Job parece apoyar la idea del uso de "bendecir" como un eufemismo para "maldecir". Si ella lo estuviera estimulando a que bendiga a Dios, ¿por qué Job le dice a su mujer que habla como "cualquiera de las mujeres fatuas?" Lo que quiere decir es que Job no halló coherentes sus palabras con el espíritu de adoración a Dios.
    Como sabemos poco acerca de esa mujer tenemos la tendencia a considerarla muy mal. Obviamente, el sufrimiento del marido también le causó a ella muchos dolores. Le resultó penosa la pérdida de todos sus bienes materiales pero, desde el punto de vista emocional y psicológico, la tragedia que más la afectaba era la pérdida de sus hijos. Con todo, en silencio ella hizo frente al dolor. Amaba a Job. Debe haberle resultado muy difícil ver al marido en ese estado e, imposibilitada de ofrecerle algún tipo de alivio, su impotencia le provocaba gran angustia.
    En esa situación le quedaba una sola salida. Expresarle a su esposo la preocupación que nacía en lo más profundo de su corazón, hasta donde llegaban las raíces de su amor por Job. A diferencia de Pedro, ella no hallaba que estaba repitiendo las palabras de Satanás. No, no era una mujer loca, pero en ese momento habló como si lo fuera.


    Comprendiendo a su mujer, Job le preguntó: "¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos?" (vers. 10). Parecía que él quería transmitirle a su mujer: "Dios nos dio sus bienes para administrárselos, y lo hicimos con alegría y fidelidad. Ahora, por amor a él nos toca administrar el sufrimiento; por lo tanto, aférrate a la fe". Puede ser que en ese momento ella lo haya abrazado. Si así fue, seguramente lloraron mucho.

    biblical research institute

    bendiciones, tu hermanito menor
    visita: [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] o [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] o [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ]

  3. #3
    Miembro Miembro Avatar de nathy
    Fecha de Ingreso
    May-2006
    Mensajes
    1,304
    Saludes mi hermano

    Gracias por tu aclaracion y si segui estudiando hacerca del tema y es la explicacion que encontre hacerca de la aparente contradicion en ciertos pasajes biblicos pero se te agradece mucho tu aporte mi querido hermanito

    Tu hermanita menor.

    Nathy

    Cita Empezado por dene jose Ver Mensaje
    saludos mi hermana

    En Job 2:9 se afirma: "Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete". Oí decir que el texto original dice bendecir y no maldecir; ¿es cierta esa versión?

    Efectivamente, el texto hebreo utiliza el verbo "bendecir" (berak) y no el otro verbo que expresa lo contario (qillel ou arar, que equivale a maldecir). Sin embargo, en este caso, no basta una respuesta breve.

    Al examinar una palabra bíblica debemos considerar sus diversos usos dentro del contexto específico. Lo que complica el cuadro es que "maldecir" no está entre las acepciones del verbo berak ("bendecir"). Sin embargo, hay ciertos textos en los cuales el verbo bendecir parece indicar que hay que entenderlo como maldecir o blasfemar. Los estudiosos de la Biblia llaman a esto "uso eufemístico del verbo" (eufemismo, término que el diccionario define como "modo de expresar con suavidad o decoro ideas cuya franca expresión sería malsonante").
    Para el escritor bíblico, aparentemente la combinación del verbo "maldecir/bendecir" con "Dios" (maldecir a Dios) resultaba hiriente para su sensibilidad, razón por la cual le pareció necesario parafrasear el concepto utilizando un recurso que le resultara menos ofensivo. El resultado fue la sustitución del verbo "bendecir" por otro, "maldecir".
    Las expresiones eufemísticas son comunes en todos los idiomas, y el hebreo no es una excepción. El desafío consiste en saber cuándo el verbo es usado de forma eufemística. Examinemos algunos textos.


    1. Uso del eufemismo fuera del libro de Job. Es muy limitado el número de pasajes en los que aparece el fenómeno ya planteado. Uno de los mejores ejemplos está registrado en 1 Reyes 21:10-13. Jezabel instruyó a ciertos testigos falsos para que hablaran contra Nabot, afirmando que lo habían escuchado "[bendiciendo, en hebreo]" a Dios y al rey. Por esto, Nabot fue condenado a muerte. Obviamente nadie quiere que lo apedreen por haber bendecido a Dios. Éste es un caso en la cual el verbo "bendecir" es utilizando como un eufemismo.


    2. Uso del eufemismo en el libro de Job. Job tenía la costumbre de ofrecer sacrificios en favor de sus retoños, por cuanto, según él, "Quizá habrán pecado mis hijos, y habrán blasfemado ['bendecido', en hebreo] contra Dios..." (Job 1:5). Por el hecho de bendecir a Dios no se requiere ofrecer sacrificios.
    A continuación escuchamos a Satanás expresando lo siguiente acerca de Dios, "Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema [bendice, en hebreo] contra ti en tu misma presencia" (Job 1:11, ver también 2:5). Ésta no es una expresión sarcástica. "Y verás si no blasfema contra ti", constituye una expresión de certeza. La frase "en tu misma presencia" expresa abierto desdén. El uso eufemístico del verbo "blasfemar/bendecir parece ajustarse muy bien al contexto.


    3. Uso del eufemismo en el discurso de la mujer de Job. La mujer de Job afirmó: "bendice" o "maldice a Dios y muérete?" La respuesta de Job parece apoyar la idea del uso de "bendecir" como un eufemismo para "maldecir". Si ella lo estuviera estimulando a que bendiga a Dios, ¿por qué Job le dice a su mujer que habla como "cualquiera de las mujeres fatuas?" Lo que quiere decir es que Job no halló coherentes sus palabras con el espíritu de adoración a Dios.
    Como sabemos poco acerca de esa mujer tenemos la tendencia a considerarla muy mal. Obviamente, el sufrimiento del marido también le causó a ella muchos dolores. Le resultó penosa la pérdida de todos sus bienes materiales pero, desde el punto de vista emocional y psicológico, la tragedia que más la afectaba era la pérdida de sus hijos. Con todo, en silencio ella hizo frente al dolor. Amaba a Job. Debe haberle resultado muy difícil ver al marido en ese estado e, imposibilitada de ofrecerle algún tipo de alivio, su impotencia le provocaba gran angustia.
    En esa situación le quedaba una sola salida. Expresarle a su esposo la preocupación que nacía en lo más profundo de su corazón, hasta donde llegaban las raíces de su amor por Job. A diferencia de Pedro, ella no hallaba que estaba repitiendo las palabras de Satanás. No, no era una mujer loca, pero en ese momento habló como si lo fuera.


    Comprendiendo a su mujer, Job le preguntó: "¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos?" (vers. 10). Parecía que él quería transmitirle a su mujer: "Dios nos dio sus bienes para administrárselos, y lo hicimos con alegría y fidelidad. Ahora, por amor a él nos toca administrar el sufrimiento; por lo tanto, aférrate a la fe". Puede ser que en ese momento ella lo haya abrazado. Si así fue, seguramente lloraron mucho.

    biblical research institute

    bendiciones, tu hermanito menor
    "No se puede defender lo que no se ama, y, no se puede amar lo que no se conoce".
    Quien no conozca el amor jamas sabra que es la tristeza.
    No am
    es a un hombre al que no admires. El amor sin veneracion solo es amistad.




  4. #4
    Miembro Miembro Avatar de dene jose
    Fecha de Ingreso
    July-2007
    Mensajes
    7,648
    Blog Entries
    11
    saludos mi hermana mayor nathy, le encontré algo mas:

    La biblia septuaginta prolonga largamente el discurso de la esposa de Job:

    "Y cuando había pasado mucho tiempo, su esposa le dijo: ¿Cuanto tiempo más aguantarás diciendo, "He aquí, esperaré todavía un poco más, aguardando la esperanza de mi liberación?" Pues, mira, tu memoria ha sido raída de la tierra así como tus hijos e hijas: las angustias y los dolores de mi matriz que en vano concebí con dolores, y tu mismo te sientas para pasar las noches al aire libre entre la pudredumbre de los gusanos, y yo soy errante y sierva que va de aquí para allá, y de casa en casa, esperando el crepúsculo para poder reposar de mis tareas y de mis angustias que ahora me acosan: pero di alguna palabra contra Dios, y muérete".

    El origen de esta declaración es dudoso. No se encuentra en ningún manuscrito hebreo que ahora exista y hay razones para dudar de que se encontrase en los más antiguos manuscritos de la septuaginta.
    CBA

    bendiciones
    visita: [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] o [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] o [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ]

  5. #5
    Miembro Miembro Avatar de ::JoelDavid::
    Fecha de Ingreso
    April-2009
    Ubicación
    UpeU - Lima, Perú
    Mensajes
    1,367
    Blog Entries
    10
    Cita Empezado por dene jose Ver Mensaje
    saludos mi hermana

    En Job 2:9 se afirma: "Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete". Oí decir que el texto original dice bendecir y no maldecir; ¿es cierta esa versión?

    Efectivamente, el texto hebreo utiliza el verbo "bendecir" (berak) y no el otro verbo que expresa lo contario (qillel ou arar, que equivale a maldecir). Sin embargo, en este caso, no basta una respuesta breve.

    Al examinar una palabra bíblica debemos considerar sus diversos usos dentro del contexto específico. Lo que complica el cuadro es que "maldecir" no está entre las acepciones del verbo berak ("bendecir"). Sin embargo, hay ciertos textos en los cuales el verbo bendecir parece indicar que hay que entenderlo como maldecir o blasfemar. Los estudiosos de la Biblia llaman a esto "uso eufemístico del verbo" (eufemismo, término que el diccionario define como "modo de expresar con suavidad o decoro ideas cuya franca expresión sería malsonante").
    Para el escritor bíblico, aparentemente la combinación del verbo "maldecir/bendecir" con "Dios" (maldecir a Dios) resultaba hiriente para su sensibilidad, razón por la cual le pareció necesario parafrasear el concepto utilizando un recurso que le resultara menos ofensivo. El resultado fue la sustitución del verbo "bendecir" por otro, "maldecir".
    Las expresiones eufemísticas son comunes en todos los idiomas, y el hebreo no es una excepción. El desafío consiste en saber cuándo el verbo es usado de forma eufemística. Examinemos algunos textos.


    1. Uso del eufemismo fuera del libro de Job. Es muy limitado el número de pasajes en los que aparece el fenómeno ya planteado. Uno de los mejores ejemplos está registrado en 1 Reyes 21:10-13. Jezabel instruyó a ciertos testigos falsos para que hablaran contra Nabot, afirmando que lo habían escuchado "[bendiciendo, en hebreo]" a Dios y al rey. Por esto, Nabot fue condenado a muerte. Obviamente nadie quiere que lo apedreen por haber bendecido a Dios. Éste es un caso en la cual el verbo "bendecir" es utilizando como un eufemismo.


    2. Uso del eufemismo en el libro de Job. Job tenía la costumbre de ofrecer sacrificios en favor de sus retoños, por cuanto, según él, "Quizá habrán pecado mis hijos, y habrán blasfemado ['bendecido', en hebreo] contra Dios..." (Job 1:5). Por el hecho de bendecir a Dios no se requiere ofrecer sacrificios.
    A continuación escuchamos a Satanás expresando lo siguiente acerca de Dios, "Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema [bendice, en hebreo] contra ti en tu misma presencia" (Job 1:11, ver también 2:5). Ésta no es una expresión sarcástica. "Y verás si no blasfema contra ti", constituye una expresión de certeza. La frase "en tu misma presencia" expresa abierto desdén. El uso eufemístico del verbo "blasfemar/bendecir parece ajustarse muy bien al contexto.


    3. Uso del eufemismo en el discurso de la mujer de Job. La mujer de Job afirmó: "bendice" o "maldice a Dios y muérete?" La respuesta de Job parece apoyar la idea del uso de "bendecir" como un eufemismo para "maldecir". Si ella lo estuviera estimulando a que bendiga a Dios, ¿por qué Job le dice a su mujer que habla como "cualquiera de las mujeres fatuas?" Lo que quiere decir es que Job no halló coherentes sus palabras con el espíritu de adoración a Dios.
    Como sabemos poco acerca de esa mujer tenemos la tendencia a considerarla muy mal. Obviamente, el sufrimiento del marido también le causó a ella muchos dolores. Le resultó penosa la pérdida de todos sus bienes materiales pero, desde el punto de vista emocional y psicológico, la tragedia que más la afectaba era la pérdida de sus hijos. Con todo, en silencio ella hizo frente al dolor. Amaba a Job. Debe haberle resultado muy difícil ver al marido en ese estado e, imposibilitada de ofrecerle algún tipo de alivio, su impotencia le provocaba gran angustia.
    En esa situación le quedaba una sola salida. Expresarle a su esposo la preocupación que nacía en lo más profundo de su corazón, hasta donde llegaban las raíces de su amor por Job. A diferencia de Pedro, ella no hallaba que estaba repitiendo las palabras de Satanás. No, no era una mujer loca, pero en ese momento habló como si lo fuera.


    Comprendiendo a su mujer, Job le preguntó: "¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos?" (vers. 10). Parecía que él quería transmitirle a su mujer: "Dios nos dio sus bienes para administrárselos, y lo hicimos con alegría y fidelidad. Ahora, por amor a él nos toca administrar el sufrimiento; por lo tanto, aférrate a la fe". Puede ser que en ese momento ella lo haya abrazado. Si así fue, seguramente lloraron mucho.

    biblical research institute


    bendiciones, tu hermanito menor
    Dene una pregunta ¿El texto que estas posteando, es de Àngel Manuel Rodriguez cierto?

    Espero respuesta, porque por la forma de escribir, parece.

    Bendiciones.
    Consultas a:
    [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ]



    [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ]

  6. #6
    Miembro Miembro Avatar de dene jose
    Fecha de Ingreso
    July-2007
    Mensajes
    7,648
    Blog Entries
    11
    Cita Empezado por Joel™ Ver Mensaje
    Dene una pregunta ¿El texto que estas posteando, es de Àngel Manuel Rodriguez cierto?

    Espero respuesta, porque por la forma de escribir, parece.

    Bendiciones.
    saludos hermano joel.

    lo tomé de:

    Cita Empezado por dene jose Ver Mensaje
    biblical research institute
    pero al mirar el nombre del autor, si tienes razon es de el.

    bendiciones
    visita: [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] o [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] o [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ] [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ]

  7. #7
    Miembro Activo
    Fecha de Ingreso
    March-2006
    Mensajes
    1,705
    Algunas precisiones a los hermanos que me antecedieron.

    Tu propio mensaje dice que es un análisis textual y que el verbo es bendecir no maldecir. Entonces ¿qué sentido tiene tu pregunta si tú misma dices y sabes lo que significa? Por otra parte, no debieras decir que es una aparente contradicción cuando maldecir es lo contrario de bendecir. Luego las versiones que usan una y otra acepción son a todas luces contradictorias, no aparentemente contradictorias.

    Por otra parte, lo que dice el autor, que a continuación cito: "Para el escritor bíblico, aparentemente la combinación del verbo "maldecir/bendecir" con "Dios" (maldecir a Dios) resultaba hiriente para su sensibilidad, razón por la cual le pareció necesario parafrasear el concepto utilizando un recurso que le resultara menos ofensivo. El resultado fue la sustitución del verbo "bendecir" por otro, "maldecir"."

    Eso que dices, francamente debiera de decir lo contrario ya que ¿cómo puede ser un eufemismo sustituir bendecir por maldecir? Lo contrario podría ser...

    Fraternalmente
    Última edición por galvin fecha: 26-Feb-2011 a las 03:57 PM Razón: Comentarios innecesarios.

Bookmarks

Normas de Publicación

  • Usted no puede abrir nuevos temas
  • Usted no puede escribir respuestas
  • Usted no puede enviar archivos
  • Usted no puede editar sus mensajes
  •  
  • BB code is habilitado
  • Las caritas están habilitado
  • Código [IMG] está habilitado
  • [VIDEO] code is habilitado
  • Código HTML está deshabilitado