¿Qué está haciendo Dios?

Introducción: no es lo mismo conocer a Dios por especulación que por experiencia: lo primero se adquiere por la mente; lo segundo con el corazón. Dios en la historia muestra su interés de bien universal, y en la experiencia derrama su bendición individual. El Dios creador es también el Dios preservador. Su cuidado paternal alcanza todos los reinos: «mirad las aves del cielo … Considerad los lirios del campo …» (Mt. 6:26, 28). «Hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos» (Mt. 5:45). Su providencia lo abarca todo: aun lo que nos parece adverso obra para el bien de los que aman (Ro. 8:28). En la experiencia de José se nos da un ejemplo del lugar de Dios en la historia.

1. La acción del Espíritu Santo:
a) Ayuda a nuestras flaquezas, dándonos fortaleza.
b) Pide por nosotros «con gemidos indecibles» «como conviene».
c) Hace efectivo el cuidado de Dios, supliendo lo que nos falta.

2. La acción providencial de Dios:
a) Envió a José a Egipto en forma humillante, sabiendo que él era creyente fiel.
b) Preservó a José, dándole sabiduría para bien de él y de sus hermanos.
c) Hizo sentir a sus hermanos la necesidad de ser humildes y reconocer que de la imperfección humana Dios hace vidas rectas.

3. Nuestro lugar en lo que Dios hace:
a) Todo en el universo «obra» para nuestro bien.
b) A pesar de nuestras flaquezas somos protegidos por Dios.
c) Por su divina providencia «somos más que vencedores» (Ro. 8:37).

Conclusión:
- En su amor tenemos un lugar para nuestro bien.
- En su poder estamos seguros.
- Todo obra para nuestro bien.

Fuente: Samuel Vila - 1000 bosquejos para predicadores