Mostrando resultados del 1 al 8 de 8

Tema: Anécdotas

  1. #1

    Anécdotas

    Hola amigos:

    Hoy me he llevado una sorpresa al leer en uno de los libros de la Sra. White, (El evangelismo) que los pastores no debían contar anécdotas para llevar el evangelio.

    Me ha llamado muchísimo la atención porque es la primera vez que lo he leído con detenimiento y he reflexionado sobre ello.

    ¿Alguien podría ampliar un poquito el tema para ver qué quería decir la Sra. White respecto a este punto? Porque no entiendo muy bien a qué se refiere. Desde pequeña he escuchado en los cultos contar historias personales del predicador, o historietas (tipo metáforas) para ilustrar algún punto del sermón y me gustaría encontrar el equilibrio, el punto medio, entre lo que comenta la hermana White y la realidad de nuestros púlpitos o más aún, de nuestras historias del rincón infantil (a la hora del culto).

    Estoy abierta a comentarios, opiniones, sugerencias de todos los hermanos para interpretar correctamente lo que se menciona en el libro de El evangelismo.

    Un saludo para todos los conterturlios.

  2. #2
    Miembro Miembro Avatar de srraul
    Fecha de Ingreso
    July-2008
    Ubicación
    En El Dominio de la Bestia de Dos Cuernos CS493-495
    Mensajes
    225
    Blog Entries
    1

    anécdotas

    Saludos..

    Seria bien citar la cita para que los hermanos la puedan buscar mas rapido....anécdotas

    El pulpito es sagrado y todo loque sale para el pueblo deveria der sagrado aqui te dejo unas citas muy importante tambien de meditar que no necesitan comentarios.. Todo "¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido." Isa 8:20. * Devemos estar dispuestos a cambiar muestra justicia, que es injusticia, por la justicia de Cristo, que es [la verdad pura no adulterada.] (TM 64-65 libro, 61-62 elibro)

    (Testimonios para los Ministros, pág. 336-337. Año 1896) “Hay hombres que se presentan en el púlpito como pastores, profesan alimentar el rebaño, mientras las ovejas están pereciendo por falta del pan de vida. Hay discursos largos y fastidiosos, mayormente compuestos de relatos y anécdotas; pero los corazones de los oyentes no son tocados. Los sentimientos de algunos pueden resultar conmovidos, pueden derramarse algunas lágrimas, pero sus corazones no son quebrantados. El Señor Jesús ha estado presente cuando han estado dando aquello que llamaban sermones, pero sus palabras estaban destituidas del rocío y de la lluvia del cielo. Evidenciaban que los ungidos ("hijos de aceite") descriptos por Zacarías (véase el capítulo 4) no les habían ministrado para que ellos pudieran ministrar a otros. Cuando los hijos de aceite se vaciaban a través de los canales de oro, el aceite dorado manaba de ellos hacia los vasos de oro, para fluir hacia las lámparas, las iglesias. Esta es la obra de todo verdadero y consagrado siervo del Dios viviente. El Señor Dios del cielo no puede aprobar mucho de lo que traen al púlpito aquellos que profesan hablar la Palabra del Señor. No inculcan ideas que serán una bendición para los que la escuchan. Hay forraje barato, muy barato colocado ante el pueblo.”

    "¿Qué puede hacer un pastor sin Jesús? Nada, por cierto. De manera que si es un hombre frívolo, chistoso, no está preparado para desempeñar la tarea que el Señor le asignó. "Separados de mí -dice Cristo-, nada podéis hacer". Las palabras impertinentes que salen de sus labios, las anécdotas frívolas, las palabras habladas para producir risa, son todas condenadas por la Palabra de Dios, y están totalmente fuera de lugar, en el púlpito sagrado." (TM 142, 143).

    Testimonios para los Ministros, pág. 338 “El Espíritu Santo está haciendo su obra en los corazones. Pero si los ministros no han recibido primero su mensaje del cielo, si no han obtenido su propia provisión de la corriente refrescante y vitalizadora, ¿cómo pueden ellos hacer que fluya en favor de aquellos que no la han recibido? ¡Qué pensamiento, que las almas hambrientas y sedientas son enviadas de vuelta vacías! Un hombre puede malgastar todos los tesoros de su conocimiento, puede agotar las energías morales de su naturaleza, y sin embargo no realizar nada, porque él mismo no ha recibido el aceite áureo de los mensajeros celestiales; por lo tanto no puede fluir de él para impartir vida a los necesitados. Las buenas nuevas de gozo y esperanza deben venir del cielo. ¡Aprended, oh, aprended de Jesús lo que significa permanecer en Cristo!

    Si el ministro cristiano recibe el aceite áureo, tiene vida; y donde hay vida, no hay estancamiento, no hay una experiencia empequeñecida. Hay constante crecimiento hasta la plena estatura de Cristo Jesús. Si tenemos una experiencia profunda y creciente en las cosas celestiales, andamos con el Señor, como lo hizo Enoc. En lugar de consentir en las proposiciones de Satanás, hay más ferviente oración por el ungimiento celestial, para que distingamos lo que es correcto, lo que es nacido del cielo, de lo que es común.”


    "A menos que los predicadores estén en guardia, ocultarán la verdad bajo los adornos humanos, Ningún predicador suponga que puede convertir almas por sermones elocuentes. Los que enseñan a otros deben pedir a Dios que los llene de su Espíritu, y los habilite para elevar a Cristo como única esperanza del pecador. Los discursos floridos, cuentos agradables, o anécdotas impropias no convencen al pecador. Los hombres escuchan las tales palabras como escucharían un canto placentero. El mensaje que el pecador debe oír es: "De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16) (Obreros Evangélicos, págs. 161, 162. Año 1915).

    "Cristo es el ministro Modelo. ¡Qué directas y al punto, qué bien adaptadas al propósito y las circunstancias, eran las palabras de Cristo! ¡Cuán claras y convincentes eran sus ilustraciones! Su estilo, se caracterizaba por sencillez y solemnidad. Mediante las enseñanzas de Cristo, no hay nada que justifique el uso de anécdotas humorísticas, por parte del ministro en el púlpito. Las lecciones de Cristo debieran ser cuidadosamente estudiadas, y los temas, maneras y formas de discursos, debieran ser modeladas conforme al Modelo divino. Un despliegue de oratoria, una retórica ostentosa, y un porte refinado no constituyen un buen discurso... Cristo no sermoneaba como hacen hoy los hombres. Usando tonos intensamente fervientes, les daba seguridad de la vida venidera, del camino de salvación" (RH 23-6-1891).

  3. #3
    Miembro Miembro Avatar de elnictalope
    Fecha de Ingreso
    April-2009
    Ubicación
    -sudamérica- :)
    Mensajes
    886
    "matizar el pecado" "teorizarlo" "dotarlo de alguna virtud" todos esos son los errores que se pueden abrazar en un sermón que no llama al pecado por su nombre y que solo presenta elocuencia y magnanismo del expositor de la palabra...
    se debe evitar esto como dice EGW.
    Pero... hay historias que si ilustran concretamente como seguir a Cristo y como abandonar el pecado.
    Dios los bendiga.
    elnictálope.
    4/12 Nunca los reyes de la tierra, ni todos los que habitan en el mundo, creyeron que el enemigo y el adversario entrara por las puertas de Jerusalem

  4. #4
    Doctor Miembro Avatar de ::Shabat::
    Fecha de Ingreso
    September-2007
    Ubicación
    Peregrino...
    Mensajes
    920
    Blog Entries
    6

    Eiségesis Vs Exégesis

    Cita Empezado por srraul Ver Mensaje
    Saludos..

    Seria bien citar la cita para que los hermanos la puedan buscar mas rapido....anécdotas

    El pulpito es sagrado y todo loque sale para el pueblo deveria der sagrado aqui te dejo unas citas muy importante tambien de meditar que no necesitan comentarios.. Todo "¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido." Isa 8:20. * Devemos estar dispuestos a cambiar muestra justicia, que es injusticia, por la justicia de Cristo, que es [la verdad pura no adulterada.] (TM 64-65 libro, 61-62 elibro)

    (Testimonios para los Ministros, pág. 336-337. Año 1896) “Hay hombres que se presentan en el púlpito como pastores, profesan alimentar el rebaño, mientras las ovejas están pereciendo por falta del pan de vida. Hay discursos largos y fastidiosos, mayormente compuestos de relatos y anécdotas; pero los corazones de los oyentes no son tocados. Los sentimientos de algunos pueden resultar conmovidos, pueden derramarse algunas lágrimas, pero sus corazones no son quebrantados. El Señor Jesús ha estado presente cuando han estado dando aquello que llamaban sermones, pero sus palabras estaban destituidas del rocío y de la lluvia del cielo. Evidenciaban que los ungidos ("hijos de aceite") descriptos por Zacarías (véase el capítulo 4) no les habían ministrado para que ellos pudieran ministrar a otros. Cuando los hijos de aceite se vaciaban a través de los canales de oro, el aceite dorado manaba de ellos hacia los vasos de oro, para fluir hacia las lámparas, las iglesias. Esta es la obra de todo verdadero y consagrado siervo del Dios viviente. El Señor Dios del cielo no puede aprobar mucho de lo que traen al púlpito aquellos que profesan hablar la Palabra del Señor. No inculcan ideas que serán una bendición para los que la escuchan. Hay forraje barato, muy barato colocado ante el pueblo.”

    "¿Qué puede hacer un pastor sin Jesús? Nada, por cierto. De manera que si es un hombre frívolo, chistoso, no está preparado para desempeñar la tarea que el Señor le asignó. "Separados de mí -dice Cristo-, nada podéis hacer". Las palabras impertinentes que salen de sus labios, las anécdotas frívolas, las palabras habladas para producir risa, son todas condenadas por la Palabra de Dios, y están totalmente fuera de lugar, en el púlpito sagrado." (TM 142, 143).

    Testimonios para los Ministros, pág. 338 “El Espíritu Santo está haciendo su obra en los corazones. Pero si los ministros no han recibido primero su mensaje del cielo, si no han obtenido su propia provisión de la corriente refrescante y vitalizadora, ¿cómo pueden ellos hacer que fluya en favor de aquellos que no la han recibido? ¡Qué pensamiento, que las almas hambrientas y sedientas son enviadas de vuelta vacías! Un hombre puede malgastar todos los tesoros de su conocimiento, puede agotar las energías morales de su naturaleza, y sin embargo no realizar nada, porque él mismo no ha recibido el aceite áureo de los mensajeros celestiales; por lo tanto no puede fluir de él para impartir vida a los necesitados. Las buenas nuevas de gozo y esperanza deben venir del cielo. ¡Aprended, oh, aprended de Jesús lo que significa permanecer en Cristo!

    Si el ministro cristiano recibe el aceite áureo, tiene vida; y donde hay vida, no hay estancamiento, no hay una experiencia empequeñecida. Hay constante crecimiento hasta la plena estatura de Cristo Jesús. Si tenemos una experiencia profunda y creciente en las cosas celestiales, andamos con el Señor, como lo hizo Enoc. En lugar de consentir en las proposiciones de Satanás, hay más ferviente oración por el ungimiento celestial, para que distingamos lo que es correcto, lo que es nacido del cielo, de lo que es común.”


    "A menos que los predicadores estén en guardia, ocultarán la verdad bajo los adornos humanos, Ningún predicador suponga que puede convertir almas por sermones elocuentes. Los que enseñan a otros deben pedir a Dios que los llene de su Espíritu, y los habilite para elevar a Cristo como única esperanza del pecador. Los discursos floridos, cuentos agradables, o anécdotas impropias no convencen al pecador. Los hombres escuchan las tales palabras como escucharían un canto placentero. El mensaje que el pecador debe oír es: "De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16) (Obreros Evangélicos, págs. 161, 162. Año 1915).

    "Cristo es el ministro Modelo. ¡Qué directas y al punto, qué bien adaptadas al propósito y las circunstancias, eran las palabras de Cristo! ¡Cuán claras y convincentes eran sus ilustraciones! Su estilo, se caracterizaba por sencillez y solemnidad. Mediante las enseñanzas de Cristo, no hay nada que justifique el uso de anécdotas humorísticas, por parte del ministro en el púlpito. Las lecciones de Cristo debieran ser cuidadosamente estudiadas, y los temas, maneras y formas de discursos, debieran ser modeladas conforme al Modelo divino. Un despliegue de oratoria, una retórica ostentosa, y un porte refinado no constituyen un buen discurso... Cristo no sermoneaba como hacen hoy los hombres. Usando tonos intensamente fervientes, les daba seguridad de la vida venidera, del camino de salvación" (RH 23-6-1891).
    Gracias por sus aportes "elnictalope" y "srraul" bendiciones del Señor Jesús, en la citas no se prohibe usar anécdotas, sino "llenar los sermones de ellas" esto es muy interesante, en lo personal dejando de lado los vastos conceptos de homilética, he notado dos tendencias al momento de preparar un sermon de parte de nuestros predicadores.

    La primera es forzar a la Palabra de Dios a un concepto.

    Por ejemplo, un predicador se propone hablar de la "luz" y comienza a investigar historias emocionantes donde alguien vio una luz y logro salvar su vida, de pronto encuentra un poema con una oda a la luz, que los asiáticos tienen un festival de las luces, que el faro de alejandría, una historia personal con las luces del carro en una carretera solitaria, etc. y forman una estructura a base de información interesante pero externa a la Palabra de Dios, despues la adornan como si fueran "esferas de navidad" con algunos versos bíblicos aquí y allá y listo ya esta su sermon, super interesante y ... ¿Edificante?...

    En cambio un segundo (y menos numeroso) grupo de pastores y hermanos, toman la biblia como base, un relato o historia bíblica y en base a su desarrollo van extrayendo grandes aplicaciones a la vida cristiana, incluso pueden introducir una historia personal para reforzar el mensaje pero la estructura central es el relato bíblico...

    Por ejemplo si hablarán del diezmo toman la historia de Jacob y Esaú, comparan su materialismo vs la espiritualidad del otro, las elecciones y prioridades de cada uno, el vivir el momento vs mirar a futuro, el pacto de Jacob con Dios de entregarle el diezmo cuando nada tenía, su ofrenda de preciado aceite que representaba la luz, y su ofrecimiento de edificar casa con la piedra que usó de cabecera a Jehova en Bethel donde despues se colocó el santuario (en Silo) etc. a la par que dan lectura a la secuencia escritural.

    Cual método es mas adecuado?

    Dios les bendiga.


    www.profeciasdelabiblia.com
    [Solo usuarios registrados y activados tiene acceso a enlaces ]
    "Algunos tomarán la verdad que se aplica a su tiempo y la colocarán en el futuro. Acontecimientos de la secuencia profética que se han cumplido en el pasado son colocados en el futuro, y así es como, a causa de estas teorías, se debilita la fe de algunas personas" MS t2



  5. #5
    Miembro Miembro Avatar de elnictalope
    Fecha de Ingreso
    April-2009
    Ubicación
    -sudamérica- :)
    Mensajes
    886
    Cita Empezado por ::Shabat:: Ver Mensaje
    Gracias por sus aportes "elnictalope" y "srraul" bendiciones del Señor Jesús, en la citas no se prohibe usar anécdotas, sino "llenar los sermones de ellas" esto es muy interesante, en lo personal dejando de lado los vastos conceptos de homilética, he notado dos tendencias al momento de preparar un sermon de parte de nuestros predicadores.

    La primera es forzar a la Palabra de Dios a un concepto.

    Por ejemplo, un predicador se propone hablar de la "luz" y comienza a investigar historias emocionantes donde alguien vio una luz y logro salvar su vida, de pronto encuentra un poema con una oda a la luz, que los asiáticos tienen un festival de las luces, que el faro de alejandría, una historia personal con las luces del carro en una carretera solitaria, etc. y forman una estructura a base de información interesante pero externa a la Palabra de Dios, despues la adornan como si fueran "esferas de navidad" con algunos versos bíblicos aquí y allá y listo ya esta su sermon, super interesante y ... ¿Edificante?...
    esto es muy cierto.
    Cita Empezado por ::Shabat:: Ver Mensaje
    En cambio un segundo (y menos numeroso) grupo de pastores y hermanos, toman la biblia como base, un relato o historia bíblica y en base a su desarrollo van extrayendo grandes aplicaciones a la vida cristiana, incluso pueden introducir una historia personal para reforzar el mensaje pero la estructura central es el relato bíblico...
    siempre tenemos hermanos que por primera vez van a subir a un pulpito o van a llevar el mensaje en algún momento en forma pública... es muy común encontrar las preguntas ¿qué digo? ¿como lo digo? ¿que cuento? ... y si para uno con algo de experiencia es de por si una responsabilidad delicada ponerse en un pulpito, que consejo se le debe dar... --
    Cita Empezado por ::Shabat:: Ver Mensaje
    Por ejemplo si hablarán del diezmo toman la historia de Jacob y Esaú, comparan su materialismo vs la espiritualidad del otro, las elecciones y prioridades de cada uno, el vivir el momento vs mirar a futuro, el pacto de Jacob con Dios de entregarle el diezmo cuando nada tenía, su ofrenda de preciado aceite que representaba la luz, y su ofrecimiento de edificar casa con la piedra que usó de cabecera a Jehova en Bethel donde despues se colocó el santuario (en Silo) etc. a la par que dan lectura a la secuencia escritural.
    esto a veces funciona... hacer paralelos, confrontar lo verdadero y lo falso, el bien y el mal, lo oscuro y lo claro, pero siempre quedara una interrogante... soy comunicador o soy predicador?,

    Cita Empezado por ::Shabat:: Ver Mensaje
    Cual método es mas adecuado?
    hablar poco, hablar sustancioso, por allí se comienza,

    Dios les bendiga.
    elnictálope.
    4/12 Nunca los reyes de la tierra, ni todos los que habitan en el mundo, creyeron que el enemigo y el adversario entrara por las puertas de Jerusalem

  6. #6

    La cita que encontré

    Hola amigos:

    Aquí les adjunto la cita:


    EL EVANGELISMO – Cap. 7


    Los ministros no han de predicar las opiniones de los hombres, no han de relatar anécdotas o realizar representaciones teatrales, no han de exhibir el yo mas, como si estuvieran en la presencia de Dios y del Señor Jesucristo, han de predicar la Palabra. No introduzcan liviandad en la obra del ministerio, sino prediquen la Palabra de una manera que deje la más solemne impresión en los que la escuchen. (Review and Herald, 28 de septiembre, 1897)

  7. #7
    Miembro Miembro Avatar de elnictalope
    Fecha de Ingreso
    April-2009
    Ubicación
    -sudamérica- :)
    Mensajes
    886
    Cita Empezado por teatrocristiano Ver Mensaje
    Hola amigos:

    Aquí les adjunto la cita:


    EL EVANGELISMO – Cap. 7


    Los ministros no han de predicar las opiniones de los hombres, no han de relatar anécdotas o realizar representaciones teatrales, no han de exhibir el yo mas, como si estuvieran en la presencia de Dios y del Señor Jesucristo, han de predicar la Palabra. No introduzcan liviandad en la obra del ministerio, sino prediquen la Palabra de una manera que deje la más solemne impresión en los que la escuchen. (Review and Herald, 28 de septiembre, 1897)
    Hola teatro, creo q no miento si digo que el adventismo presenta la palabra de Dios como algo solemne... pero la invitación a que siempre estimemos esto esta abierta.
    la predicación no está minada uno puede argumentar en función por ejemplo de como llego a ese lugar (a predicar) o de su experiencia y sus pruebas en el evangelio... pero con rigor sobre la Palabra misma no podemos hacer alusiones irreverentes.

    solo hay que tener sentido común de lo que es bueno, y tener presente la solemnidad característica de quien respeta y ama la Palabra de Dios...
    lo demás es método... aplicación del mismo... es sazonar la intensión etc... algo que también Pablo ilustra.
    elnictálope.
    4/12 Nunca los reyes de la tierra, ni todos los que habitan en el mundo, creyeron que el enemigo y el adversario entrara por las puertas de Jerusalem

  8. #8


    [/solo hay que tener sentido común de lo que es bueno, y tener presente la solemnidad característica de quien respeta y ama la Palabra de Dios...
    lo demás es método... aplicación del mismo... es sazonar la intensión etc... algo que también Pablo ilustra.]

    Sí, amigo, yo también creo que es el sentido común. Es más, lo parte que lo resume bien es: no han de exhibir el yo mas No se puede quitar el protagonismo a Dios en la predicación, porque todo sería vano.

    Fíjense, he llegado a este tema por estudiar la opinión de la Sra. White respecto al teatro. Justo después de mencionar las "anécdotas" en la cita que les he mostrado , se nombra el teatro cristiano. Muchas opiniones se han volcado a favor/en contra del teatro en nuestras iglesias pero jamás se ha dicho nada de las anécdotas; es más, creo que a todo el mundo le encanta escuchar historias. Jesús contaba muchas historias y se atrevía con ejemplos que hoy nos podrían asustar: La del rico, Lázaro y ¿¿el Infierno?? Me pregunto qué cara habríamos puesto si Jesús contase algo así en alguna iglesia.

Bookmarks

Normas de Publicación

  • Usted no puede abrir nuevos temas
  • Usted no puede escribir respuestas
  • Usted no puede enviar archivos
  • Usted no puede editar sus mensajes
  •  
  • BB code is habilitado
  • Las caritas están habilitado
  • Código [IMG] está habilitado
  • [VIDEO] code is habilitado
  • Código HTML está deshabilitado