PDA

Ver la Versión Completa : El libro de las Revelaciones de San Juan en la teologia Cristiana



Jesus_Peyrano
19-May-2008, 01:01 PM
En el estudio de las profecías siempre se tiene que tener en cuenta dos aspectos fundamentales: el marco temporal y el marco social; en el aspecto social y el tiempo vemos muy marcado el uso de símbolos entre las diversas profecías del antiguo testamento; tales como los casos de los escritos del profeta Ezequiel y Daniel. Cuando los cristianos recibieron el libro de las revelaciones de San Juan, estos se encontraban en un ambiente hostil y de persecución a causa del imperio romano; día con día toda persona que era encontrada como cristiano era considerado enemigo de roma y llevado al coliseo a morir con los leones u otros tormentos engendrados de una mentalidad torcida como la de Nerón.

El libro de las revelaciones (conocido mayormente por su traducción del griego Apocalipsis) muestra el mensaje de Dios al mundo conforme el avance de la historia de la humanidad se fuera desarrollando y acorde a los cambios religiosos y sociales entorno al mundo cristiano. El uso de los tiempos gramaticales en la prosa narrativa del libro de revelaciones denota un hecho curioso en cuanto a su interpretación; esto es, que el redactor (el apóstol Juan) fue transpuesto entre el tiempo común donde se encontraba y el tiempo del fin de nuestros días.

“La bestia que has visto, fue, y ya no es; y ha de subir del abismo, y ha de ir a perdición; y los moradores de la tierra, (cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida desde la fundación del mundo,) se maravillarán viendo la bestia que era, y no es, aunque es” Revelaciones 17:8 RV 1569

La bestia “que fue y ya no es” es una narrativa que el ángel usa con Juan para explicarle que aun no era momento pero que sería pronto a la segunda venida del Mesías Príncipe. Esto indica que el ángel tenia la encomienda de mostrar lo más claro posible a Juan el mensaje de la revelación a fin de que este no fuera de oscura interpretación y si tuviera suficiente luz para comprenderlo.

Muchos cristianos se preguntan si los tiempos de persecución de la iglesia primitiva se vivirán con el remanente final de nuestros días, y la verdad es que si se repetirá; la figura de Nerón en el cristianismo de principios de siglo era sinónimo de una muerte cruel y despiadada al querer negar al emperador como a un dios; este egocentrismo e idolatría llevada a sus últimas consecuencias se ve plasmada en la narrativa referente a la marca de la bestia que Juan cita en el capitulo trece del verso quince al dieciocho .

“Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis” Revelaciones 13:15-18 RV1960

Jesus_Peyrano
19-May-2008, 01:02 PM
Aquí se habla de una imagen de la bestia; es decir, algo semejante en torno al comportamiento y conducta tendenciosa de la bestia original; y particularmente vemos que la lealtad a esta corriente de tinte ideológico se denota por la marca en la mano o en la frente. Pero ¿como la cristiandad toma esta marca a modo de estudio? es a saber de muchos que la idea de un chip implantado para el control de la raza humana suena muy tentativamente a esta descripción. Pero esta exégesis va más allá y lejos de una interpretación correcta de este simbolismo; primeramente veamos el significado de la frente y de la mano.

El libro de las revelaciones habla de un sello del Dios viviente para sus elegidos; dicho sello es marcado en sus frentes, pero curiosamente no en sus manos según el relato bíblico. Esto puede sustentarse de la siguiente manera basada en las enseñanzas del antiguo testamento más enfocado al profeta Jeremías
“Mas éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice YHWH: Daré mi ley en sus entrañas, y escribirla en sus corazones; y seré yo á ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo” Jeremías 31:33 RV1960
En el contexto del nuevo pacto, se habla de una profecía concerniente al Mesías Redentor; es decir, nuestro Señor Yeshua. Esto basándonos en su declaración durante la institución de la santa cena “Esta es mi sangre del nuevo pacto” S. Mateo 26:27,28 RV 1995
Cuando el profeta Jeremías habla de YHWH dando su ley en las entrañas de su pueblo se refiere a una concepción o nacimiento; tomando en cuenta que la ley refleja el carácter de Dios, Cristo Yeshua es el mismo en este sentido basado igualmente en la declaración “quien ha visto al Hijo ha visto al Padre” es decir, todo esto nos lleva a decir que Yeshua Señor nuestro es el nuevo pacto y la señal de este nuevo pacto es la ley en los corazones de su pueblo. Cuya interpretación literal es más enfocada a la mente y por consiguiente al pensamiento y conducta de los hijos de Dios.
Un hijo de Dios depende exclusivamente de la voluntad del Padre, tal como lo hizo Cristo Yeshua; mientras que los hijos del diablo dependen de sus actos y sus maquinaciones. Esto nos muestra la diferencia, los hijos piensan de continuo en el Padre (frente) y los hijos del diablo dependen más de sus acciones (mano) y sus pensamientos malignos (frente)
Es aquí donde esta bestia pretende suplantar el lugar de Dios en toda la expresión de la palabra; la expresión “su marca es numero de hombre” denota el carácter de la raza humana rebelde, no un solo hombre como individuo sino como género, en el marco religioso vemos el rol de una iglesia católica romana denominándose infalible y mediadora; una ciencia humana atribuyéndose los principios divinos de creación y pisoteando el concepto de la fe y un poder político que hace permisibles cosas que van contra el uso natural de la vida.

Jesus_Peyrano
19-May-2008, 01:03 PM
Otro aspecto trascendental es con respecto a la señal del pueblo remanente de Dios descrita por Juan dentro del contexto del capitulo diecinueve en su verso diez; es aquí donde el apóstol pretende rendirle adoración al mensajero (ángel) en vez de rendirle adoración al que envía el mensaje (Cristo Yeshua)
“Yo me postre a sus pies para adorarle, y él me dijo: Mira que no lo hagas, porque yo soy consiervo tuyo y de tus hermanos que retienen el testimonio de Yeshua. Adora a Dios, por que el testimonio de Yeshua es el espíritu de la profecía” Revelaciones 19:10 RV 1960
Aquí el apóstol Juan es seriamente sancionado con relación a su conducta; primeramente por que estuvo a punto de quebrantar la ley de Dios al adorar a un ser creado como lo era el ángel y es el mismo ángel que en la siguiente frase lo exhorta una vez más a guardar la ley (adorando solo a Dios y no a la creación) y esto le hubiera costado perder el testimonio de Yeshua.
Es aquí donde existe cierta confusión con respecto al testimonio de Yeshua, porque muchos miembros de la cristiandad se enfocan al análisis del libro de revelaciones única y exclusivamente para descifrar sus aspectos más ambiguos (y decimos ambiguos no por erróneos sino por complejos) cuando el resto de la biblia ayuda a descifrar estas incógnitas. Cuando se hace referencia al “testimonio de Yeshua” vemos que muchas corrientes teológicas concluyen tajantemente con el término “espíritu de profecía” pero que trasfondo tiene todo esto.
Para abarcar mas detalles nos encaminamos al capítulo once de las revelaciones donde se nos habla de los dos testigos que están delante de la presencia de Dios; la narrativa menciona que son semejantes (simbólicamente hablando) a dos candeleros y dos ramas de olivo; cuya potestad es para amonestar y sus enemigos no pueden permanecer delante de ellos.
Vemos precisamente un aspecto concerniente a la referencia del concepto del testimonio, en particular al versículo siete del mismo capítulo.
“Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia del abismo hará guerra contra ellos y los matara” Revelaciones 10:7 RV 1960
Aquí se nos habla de un testimonio dado por estos dos testigos y en consecuencia su muerte a manos de la bestia; es aquí donde vemos la primer parte de la naturaleza de la frase testimonio, es decir; los dos testigos no testificaban de su propia causa sino de la causa de Dios, esto lo vemos denotado por la frase del verso cuatro “permanecen delante del Señor”
Si buscamos la referencia primaria en el libro de revelaciones acerca de las señales del pueblo remanente veremos que en el capitulo doce en el verso diecisiete que la prosa nos indica un cierto significado ligado y decimos que está ligado por un grado de dependencia entre ambas señales que se citan
“Entonces el dragón se encolerizo contra la mujer y se fue a hacer guerra contra el resto de sus descendientes, los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles al testimonio de Yeshua” Revelaciones 12:17 NVI

Jesus_Peyrano
19-May-2008, 01:04 PM
En algunas revisiones como la reina Valera de 1960 el uso de la frase “retienen” en vez de citar “se mantienen fieles” está más enfocado a un cambio de prosa del traductor más que un contexto al original griego pero en esencia no contradice el significado original del griego. Es decir el versículo nos dice que solo aquellos que guardan los mandamientos de Dios, son los que se mantienen fieles (retienen) el testimonio de Yeshua.
Ahora la parte más importante nos lleva a interpretar una vez más el verso diez del capitulo diecinueve; “el testimonio de Yeshua es el espíritu de la profecía” esto nos dice dos cosas; la primera basándonos en el verso siete del capítulo diez, es que el testimonio es la testificación de Yeshua, y este a su vez es el espíritu de una profecía en particular al referirse como “la profecía”.
Si nos dirigimos al antiguo testamento al apartado del profeta Joel veremos una promesa de Dios a su pueblo en el capitulo dos del verso veintiocho al treinta y dos. Este pasaje habla sobre la promesa del derramamiento del Espíritu de Dios sobre toda carne en los días postreros antes de su segunda venida. Pero principalmente nos enfocaremos a revisar los dos primeros versículos de este contexto:
“Después de esto, derramare mi Espíritu sobre toda carne. Los hijos e hijas de todos ustedes profetizaran, los ancianos tendrán sueños y los jóvenes tendrán visiones. En esos días derramare mi Espíritu aun sobre los siervos y las siervas” Joel 2:28-29 NVI
Un derramamiento del Espíritu traería consigo los dones que conlleva al que se le es entregado; en el contexto del versículo se habla del don de profecía y la interpretación de sueños por parte de Dios como lo fue en el caso del profeta Daniel y las visiones. Esta descripción no es otra más que la naturaleza del poder del Espíritu Santo, si lo llevamos una vez más al contexto del nuevo testamento nos dirigimos al libro de los hechos en el capitulo diecinueve en el trasfondo de la enseñanza incompleta del evangelio por Apolos, pablo se ve obligado a regresar a Efeso una vez más para instruir debido a la confusión acerca del bautismo de Juan y el autentico bautismo; una vez que el apóstol pudo corregir estos males y enseñar la sana doctrina vemos en el verso cinco el bautismo del Señor y en consecuencia el verso seis el acto de la imposición de manos por medio del cual se hizo la unción del Espíritu Santo.
“Cuando Pablo les impuso las manos, El Espíritu Santo vino sobre ellos, y comenzaron a hablar en lenguas y a profetizar” Hechos 19:6 NVI
Aquí vemos que recibiendo el Espíritu Santo los dones de lenguas y profecía se cumplieron conforme a la promesa de la profecía de Joel; así mismo de la narrativa de Pablo a la iglesia de efeso vemos la señal del pueblo remanente en la cristiandad.
“No agravien al Espíritu Santo del Señor, con el cual fueron sellados para el día de la redención” Efesios 4:30 NVI

Jesus_Peyrano
19-May-2008, 01:04 PM
La declaración “sellados para el día de la redención” denota dos cosas: la primera que es El Espíritu Santo el sello que diferencia a los hijos de Dios (sello de la frente) y que es este mismo sello el que nos identifica a los miembros de la cristiandad de los enemigos de Dios.
Cristo Yeshua en ocasión de las vísperas de su arresto menciona en el evangelio de san Juan en el capitulo catorce a los discípulos que El no los dejaría solos, sino que enviaría a otro consolador; que es a saber El Espíritu de Verdad, el cual dijo El Señor solo vendría por la obediencia a sus mandamientos. Y más adelante en el mismo capítulo del verso veinticinco y veintiséis cita que El Espíritu Santo solo testificaría de lo que Cristo Yeshua haría conocerle.
“Todo esto lo digo ahora que estoy con ustedes. Pero el consolador, El Espíritu Santo, a quien El Padre enviara en mi nombre, les enseñara todas las cosas y les recordara todo lo que yo les he dicho” S. Juan 14:25-26 NVI
De esto podemos concluir que El Espíritu Santo es “el testimonio de Yeshua” y a su vez es el testigo de Yeshua, porque testifica de lo que Yeshua le ha dicho. Así mismo la señal del pueblo de la cristiandad basados en el contexto de pertenencia mutua citada por Juan en su primera epístola en el capitulo cuatro verso trece.
“¿Cómo sabemos que permanecemos en El, y que El permanece en nosotros? Lo sabemos por el Espíritu que nos ha dado” 1 S. Juan 4:13 NVI
Apartar de esto vemos que el libro de las revelaciones en cuanto a su contexto simbólico no puede ser interpretado de manera aislada del resto de la biblia y mucho menos interpretado por exegesis humana a riesgo de hacer caso omiso de las advertencias de los apóstoles con respecto a “las doctrinas de demonios” Casos como estos se registran a lo largo de la historia de la humanidad de la era cristiana con respecto a las profecías del tiempo del fin en especial al afán de conocer el día y la hora de la segunda venida. Por ejemplo el laico bautista William Miller que basándose en las interpretaciones correctas del libro del profeta Daniel para obtener el tiempo profético de la purificación del santuario hace caso omiso de la exhortación del Señor Yeshua “el día y la hora nadie la conoce, ni aun el hijo o los ángeles; solo El Padre” y da una exegesis al respecto aseverando que dicho calculo compete a la segunda venida y no al contexto original de la profecía que habla de la purificación del santuario.
Fue en si este impulso humano lo que llevo a lo que conocemos como el gran chasco de 1843 y en consecuencia el de 1844, y nos referimos al chasco como una expresión de un deseo no cumplido de ver a un Señor venir en las nubes de los cielos precisamente en una profecía de Dios manipulada por los hombres. William Miller escucho al Espíritu del Señor mientras hacia los cálculos y una vez llegando a una fecha este decide dejar de escucharlo y comenzar a interpretar por sí mismo, lo que nos trajo como resultado este evento.

Jesus_Peyrano
19-May-2008, 01:05 PM
La profecía del libro de Daniel, en si se interpreta de mejor manera estudiando el contexto de la epístola a los hebreos que hace mención al santuario y al pontificado de Yeshua en el lugar Santísimo, que fue en consecuencia lo que siguió a este evento de 1844.
Muchas de las señales predichas por Cristo Yeshua en los evangelios con respecto a su segunda venida se ven enmarcadas de igual manera en el antiguo testamento por ejemplo una vez más en el libro de Joel.
“En el cielo y la tierra mostrare prodigios; sangre, fuego y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre” Joel 2:30-31 NVI
Dichas señales suceden en tiempo próximo al segundo advenimiento, por lo que no pueden ser tomadas a la ligera y tratar de encajarlas forzadamente en un suceso aislado; es decir, cuando Cristo Yeshua hace saber a sus discípulos las señales del fin, no hace pausas de tiempos entre la narrativa de las mismas; sino que las enmarca en un evento en cadena.
De esta manera muchos de los símbolos del apocalipsis se repiten del mismo modo en profecías como las de Ezequiel, primeramente la visión de los cuatro seres vivientes. Aunque con algunas variantes de formas; en esencia el símbolo es el mismo ya que estos mismos casos se ven en el libro del profeta Daniel. Por un lado la estatua del sueño de Nabucodonosor habla de cinco reinos en etapas distintas, y esta misma interpretación de reinos lo vemos con las bestias que emergen de la mar en la descripción del mismo libro. Y en este mismo marco de profecía Daniel habla acerca del juicio del trono y la vida para los que se encuentran escritos en el libro; de una manera muy semejante al juicio del trono blanco en el libro de las Revelaciones.
Por un lado Ezequiel habla del juicio sobre Jerusalén por las abominaciones que han cometido como nación; en el contexto local la profecía no tiene un alcance mundial hasta que vemos su misma conexión con el libro de las Revelaciones. Muchas teólogos han afirmado que no existe conexión entre las profecías de Ezequiel y Apocalipsis debido a las inconsistencias de igualdad de los símbolos; pero que pasa si después de comenzar a leer el libro de Ezequiel llegamos al capítulo tres en su versículo dos un simbolismo semejante a las revelaciones de San Juan
“Yo abrí la boca y el hizo que comiera el rollo. Luego me dijo: hijo de hombre, comete el rollo que te estoy dando hasta que te sacies. Y yo me lo comí y era tan dulce como la miel. Otra vez me dijo: hijo de hombre, ve a la nación de Israel y proclama mis palabras” Ezequiel 3:2-4 NVI
En este caso el contexto del simbolismo se ve marcado por las referencias de su época; es mas común ver que los documentos eran inscritos en tablas de arcilla, pergaminos (rollos) y otros materiales de la época de Ezequiel; y el contexto de San Juan no es la diferencia puesto que la transcripción de códices y escritos en su época también era en pergaminos o compendios semejantes a libros por lo que la transcripción correcta de algunas palabras del griego se vieran comprometidas por el contexto cultural de los transcriptores.

Jesus_Peyrano
19-May-2008, 01:06 PM
Ahora bien cercano al final del capítulo dos de Ezequiel se nos dice que dicho rollo estaba escrito por ambos lados y su contenido era lamentos, gemidos (ayees) y amenazas, muy semejante al contenido principal del libro de revelaciones. La diferencia narrativa del versículo de vinculo de revelaciones es que San Juan menciona que el libro supo dulce a su boca pero amargo a su vientre, pero en la descripción de los hechos de Ezequiel vemos que la exhortación que a él le supo a miel de igual manera al llegar a un pueblo rebelde sin ánimo de escuchar se volvió para él una amargura.
No podemos dejar de lado que en ambos casos se les exhorta a ambos profetas a volver a dar el mensaje del contexto de los escritos que se les han dado una vez más, el primero aun pueblo rebelde y el segundo a un pueblo espiritual más extenso que el Jerusalén terrenal.
La descripción de los sucesos y aberraciones de la Jerusalén corrupta se ven muy denotados en el libro de las revelaciones al contexto de un pueblo idolatra y desobediente a la voluntad de Dios;
Una de las abominaciones más graves que se pueden apreciar son la adoración al sol; en contexto más referente podríamos decir que la abominación es la idolatría en todos sus contextos. Hoy en día vemos diferentes cultos a ídolos e incluso a hombres lo que nos deja en claro que en contexto a Ezequiel y las Revelaciones de San Juan la historia se repite para un nuevo pueblo resultado de la unión de gentiles y judíos conversos a una nueva fe a lo que se le denomino a primeros siglos como cristiandad.
El apóstol Juan se desenvolvió en un contexto semejante en su época debido al domino romano, la idea del cesar a igualarse a un dios mostraba una conducta idolatra y enfermiza que volvería a repetirse en nuestros días ante una nueva figura con ideología proveniente del cristianismo mezclada con paganismo y corrientes espiritistas que se conoce como iglesia católica apostólica y romana.
En consecuencia Juan habla de las visiones a este elemento como una “gran ramera” que se emborracha de la sangre de los santos; que tomando el contexto histórico vemos su cumplimiento parcial en el periodo de la persecución denominado oscurantismo; de los mártires que podemos mencionar algunos son Juan Hus, Juan Calvino, entre otros.
Así mismo se habla también de las hijas de la ramera como participes de esta persecución, del mismo modo buscando el contexto histórico vemos como algunos grupos del movimiento protestante persiguió y mato a los denominados anabaptista (re bautizantes) y próximo a los eventos finales se mostraran una vez mas de qué lado están por sus acciones.
Que concluimos de este análisis y retorica; que los eventos del libro de las revelaciones deben interpretarse bajo el contexto bíblico; es decir, toda la biblia y no solo el mismo libro en sí. Segundo que no debemos dar exegesis de origen humano en ningún aspecto simbólico de la interpretación bíblica para no introducir herejías que corrompan el sano juicio por medio del Espíritu Santo.

Guinea
26-May-2008, 12:38 PM
Interesante sermon, pero soy un poco despistada... podrias decirme la conclusion del discurso lo mas breve que se pueda porfavor?

Yosvany
11-Jun-2008, 07:33 PM
Hay algo que quiero que corrija, usted escribe:"William Miller escucho al Espíritu del Señor mientras hacia los cálculos y una vez llegando a una fecha este decide dejar de escucharlo y comenzar a interpretar por sí mismo". Cuando estudiamos Ap. 10, encontramos que la parte del mensaje que se malinterpretó no fue revelada por el Espíritu, por eso Miller tuvo tal error, no porque se apartara voluntariamente de la voz del Espíritu.

Jesus_Peyrano
12-Jun-2008, 12:26 PM
Hermano Yosvany; paz de Dios YHWH con usted:

La profecia es interpretada y dada por Dios mismo; es decir, Dios tiene un estricto cuidado de dar el mensaje en su momento y condiciones precisas. Los mensajeros de Dios (sus profetas) dan el mensaje completo cuando compete al profetizar. En el caso de William Miller vemos a un hombre que en su comienzo se ve lleno del Espiritu Santo al interpretar el libro de Daniel, el principio dia por año lo toma del antiguo testamento, todo su estudio de analisis se basa unica y exclusivamente en La Biblia y el periodo historico que enmarca la profecia de Daniel. Sus calculos son correctos en la medida que el se apego a las escrituras, pero el se aparto del estudio diligente y sobrevino el fracaso humano. Y decimos por fracaso humano por que el decidio voluntariamente dejar de lado el estudio del santuario. El santuario no era un secreto encubierto en La Biblia, sino una luz que era tan intensa que al parecer dejaba ciegos a los hombres por que no lo querian ver. Cristo Yeshua dijo: "El dia y la hora nadie lo sabe... solo El Padre" pero William pretendio conocer lo que sabia El Padre unicamente; no obedecio a Cristo Yeshua y por consiguiente erro en su camino. Dios no buscaba confundir, sino dar claridad al conocimiento y la ciencia (la ciencia de Dios que es la profecia) por eso levanta verdaderos profetas (ej. Ellen G. White) por medio del Espiritu Santo.

Cuando se nos habla en Apocalipsis 10 sobre el libro que entrega el angel a Juan, el contexto estriba en Juan; Juan y Ezequiel son mandados con profecia para pueblos rebeldes (en tiempo de Juan ya las iglesias comenzaban a ser contaminadas por las tendencias paganas) para ambos el profetizar la palabra de Dios les resulto dulce, pero al llegar a pueblos rebeldes y de oidos necios encontraron su amargura (en tu estomago sera amargo) El tiempo que Juan estuvo confinado a Patmos fue un golpe fuerte a la iglesia primitiva, por que sin profeta la iglesia no se edifica. Y esto dio oportunidad para que muchos flaquearan en la fe.

El mensaje del libro de Revelaciones es claro; preciso y contundente por que no esta sellado. Es una exhortacion para estar listos para la segunda venida del Señor; "el chasco" como muchas veces se dice, no fue planeado por Dios.

La profecia que debia ser dada concerniente a 1844, no era la segunda venida; sino la verdad del santuario y su fin que es el juicio, al quedar en penumbras por causa de una interpretacion meramente humana, Dios tiene que levantar un profeta que en este caso es la hermana Ellen G. White.

Dios conocia el corazon de William Miller; y contemplo la posibilidad de que Miller hiciera lo que hizo. Pero en ningun momento podemos y mucho menos deberiamos pretender hacer encajar Apocalipsis 10 con este evento; Apocalipsis 10 compete a la profecia que se le dio a Juan unica y exclusivamente, asi como a Ezequiel se le dio su parte. Cuando Dios pone ejemplos semejantes en las escrituras es para que los veamos en su contexto y relacion; estas son nuestras guias para la correcta interpretacion. Si nos apartamos de La Biblia para interpretar las profecias corremos el riesgo de equivocarnos.

Dios no deja a sus hijos a ciegas, ni mucho menos confundidos; William Miller fallo voluntariamente (por que fue su voluntad interpretar la profecia por si mismo al llegar al santuario) el hubiera sido constituido profeta pero fue como Jonas que se volvio necio a las Palabras de Dios ("El dia y la hora nadie lo sabe... solo El Padre") y en su lugar Dios levanto a Ellen para corregir lo que un hombre echo a perder.

La profecia de revelaciones es el mensaje de Yeshua ("Yo soy El Alfa y el Omega"), dada por el Espiritu Santo; y Cristo Yeshua dijo que el Espiritu nos enseñaria todas las cosas (por que no da testimonio de si, sino de Yeshua Hijo de Dios)

S. Juan 14:26 "Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho"

Si decimos que "El Espiritu no le revelo a Miller por completo la profecia de Daniel con referencia al santuario" estamos diciendo que nuestro Señor Yeshua miente y eso no es verdad. Miller se alejo del Espiritu Santo, contradijo a Cristo Yeshua y por eso sobrevino el tropiezo, por que ya no aduvo por el camino de Dios.

El fin de este estudio principalmente fue y sigue siendo exhortar a la Iglesia a que mire una vez mas Al Espiritu Santo como su marca distintiva del resto de las iglesias. En muchas congregaciones adventistas (incluyo donde me encuentro) se exalta mas el hecho de tener a nuestra profeta como una señal que el tener el Don del Espiritu Santo (por que la escritura tambien nos dice que El es un Don unico de la Iglesia remanente) y cuan errados podemos ser, por que decimos mucho que vivimos un paralelismo con Israel y lo decimos con gozo, pero Dios YHWH no quiera que seamos como ellos que se endurecieron en un formalismo y hablemos mas del profeta (por que exaltaban a Moises en lo sumo) y nos olvidemos del Verdadero tesoro de la Iglesia que es El Espiritu Santo.

Hermano, Yosvany el Señor le bendiga hoy siempre.

Shalom Ubrajah